Estudios confirman: el ejercicio mejora la supervivencia en pacientes con cáncer

Estudios confirman: el ejercicio mejora la supervivencia en pacientes con cáncer

El ejercicio físico ha demostrado ser beneficioso para pacientes con cáncer de mama, no solo como medida preventiva, sino también para mejorar los síntomas de la enfermedad y la quimioterapia. Según expertos, el ejercicio puede reducir hasta un 50% el riesgo de aparición de cáncer y contribuir a la mejora de la supervivencia en cáncer de mama, colon y próstata.

En la Iª Jornada Ejercicio Físico y Cáncer, se destacó que la práctica de entre 150 y 300 minutos de actividad física moderada a la semana o entre 75 y 150 minutos de actividad vigorosa puede reducir el riesgo de padecer estos tipos de cáncer. Además, durante la fase de recuperación, el ejercicio puede ayudar a mitigar los efectos secundarios, contribuir a la mejora de la fatiga crónica, ansiedad, depresión, entre otros aspectos.

Los estudios respaldan cada vez más el papel del ejercicio físico en la prevención, tratamiento y recuperación de pacientes con cáncer. Expertos coinciden en que la actividad física no solo puede influir en la prevención de la enfermedad, sino también en mejorar la calidad de vida y reducir el riesgo de mortalidad por cáncer.

Leave Your Comment